Este libro presenta las obras que el artista chileno Claudio Palominos (Santiago, 1961) realizó en el Taller Experimental Cuerpos Pintados. Empezó su carrera pintando retratos y diseñando los decorados del Teatro Municipal de Santiago. Sin abandonar su pasión para la pintura, formó luego su propia empresa de diseño y producción de material para teatro, televisión y eventos. Cuerpos Pintados lo invitó a realizar grandes telones de fondo para las sesiones fotográficas y se maravilló con su talento para engañar al ojo con unos leves toques de pincel. A cierta distancia su obra se ve perfecta, pero al acercarse se va desvaneciendo en una sencilla trama de pinceladas sin ninguna configuración aparente. Esta magia ilusoria creó un mundo de fantasía que desafió a Palominos a aplicar su técnica directamente sobre la piel. Propuso indagar en un área fascinante en su proyecto para el Taller Experimental. Transformó enanos en figuras icónicas y a mujeres en personajes típicos de la sociedad chilena, con un nivel de detalle que hace difícil separar el modelo de su ropaje pintado porque cada uno parece estar vestido a la perfección. Palominos logra convencernos de que la desnudez es un estado mental más que una realidad visual. Las imágenes fueron tomadas por el fotógrafo chileno Roberto Edwards (1937), quien en 1981 inició el proyecto Cuerpos Pintados, registrando fotográficamente las intervenciones de los artistas participantes.

 

VOLVER